3 ACTITUDES que fortalecen Mente, Cuerpo y Espíritu

Actualizado: 29 oct 2021

1. Actitud Vital

2. Actitud Personal

3. Actitud Profesional


Clara Núñez Coaching Mental Trainer

1. Actitud Vital

Es una forma de sentir la vida y que adopta un individuo que se centra en crear y desarrollar su propia energía.


Aprende a cargar "sus pilas" con estrategias mentales saludables y sostenibles.


Se relaciona con cualidades positivas (todas ellas "entrenables" para ser mejoradas) como:


  • el optimismo

  • el entusiasmo

  • la perseverancia

  • la seguridad y

  • cierto espíritu ganador


Optimismo:

Tendencia a ver, sentir y hablar de personas, cosas o circunstancias en su forma más positiva y favorable sin perder de vista la realidad (la verdad).


Entusiasmo:

La capacidad de disfrutar de lo que hacemos. También tiene que ver con la "fe" de una persona en esperar salir fortalecida ante cualquier circunstancia que le depare la vida.

Perseverancia:

Voluntad disciplinada de hacer lo que hay que hacer aunque no apetezca. Se sabe que conviene y por ello se mantiene. La perseverancia tiene el foco en el objetivo final y las ganas infinitas de conseguir llegar a él, aun suponiendo grandes esfuerzos personales.


Seguridad:

Tiene que ver con la confianza en uno mismo al creer en las posibilidades de alcanzar algo que se desea y que está alineado con su propia esencia. La seguridad no es un concepto absoluto, por lo que tiene muchos matices. No es la ausencia de miedo, sino la habilidad de sentir que se está preparado para alcanzar un logro previsto.


Es un aprendizaje continuo, ya que habrá momentos en los que esta capacidad pueda verse menguada por las circunstancias o vaivenes de la vida. Entrenar la autoestima ayuda a sentirnos más seguros. La prudencia también es signo de seguridad, ya que hace evaluar riesgos y tomar decisiones más firmes ante verdades mejor comprendidas.

"Arriesgar, pero no poner en riesgo."


Espíritu ganador:

La mente ha de estar enfocada en el concepto de ganar. Ganar no es sinónimo de arrasar pisotear, estar por encima o entorpecer a otros.

Ganar a partir de las propias cualidades y esfuerzo personal es un signo de entereza, honradez, virtud y consecución de logros dignos del propio esfuerzo y del interés por superarse y continuar al frente del timón de la vida con dignidad. Salir a ganar aquí, es sinónimo de salir a dar lo mejor de uno mismo.



2. Actitud Personal

Es la predisposición individual que se ha de adoptar frente a todas nuestras actuaciones en la vida.

Está relacionada con la

  • Comprensión

  • Honestidad

  • Lealtad y

  • Firmeza (Confianza y Seguridad)


Comprensión:

Escuchar y atender a las personas aprendiendo a ponerse en su lugar para conocer sus motivaciones. Si surge el momento de ayudarlas cuando tienen un problema, es de vital importancia que estas se sientan comprendidas. Saber comprenderse a uno mismo invita a hacer una buena comprensión hacia nuestros semejantes.


Honestidad:

Es un valor o cualidad propia de los seres humanos con un alto nivel de consciencia y orientación a la unidad. Tiene una estrecha relación con los principios personales de “verdad” y “justicia” además de con la integridad moral, bien entendida, es decir, ausente de juicios que atenten contra la libertad individual.

Una persona honesta siempre genera confiabilidad y es fuente de inspiración para otros dejándoles grandes legados.


Lealtad:

Es un sentimiento de respeto y fidelidad ante compromisos adquiridos de forma libre y voluntaria. La persona leal es firme en sus creencias, agradecida y generosa. La lealtad no es sinónimo de dependencia, rigidez o intransigencia, por lo que revisar a quienes hacemos partícipes de nuestra lealtad es bueno para sentirnos emocionalmente equilibrados. Saber elegir.


Firmeza:

Nunca entendida ni apoyada por la rigidez o el autoritarismo, sino más bien todo lo contrario. Mantenerse firme ante determinados hechos o circunstancias denota el grado de autoestima y liderazgo que se posee. La capacidad para defendernos de ataques que lesionen nuestra identidad o la de otros es una capacidad valorable cuando se es líder, se es comercial, o se ejercen cargos en los que hay que defender posturas integradoras, diferentes o desconocidas.



3. Actitud Profesional

Es la predisposición hacia la mejora del conocimiento, la iniciativa, la dirección y guía que ayuda y facilita el saber empoderar a equipos con los que se colabora o trabaja. Mejora continua basada en el aprendizaje permanente.


La actitud profesional ha de estar ausente de ego arrogante y ha de ser sustentada por la curiosidad, la flexibilidad, el coraje y la determinación de avanzar, aún en circunstancias dificultosas, desconocidas o difíciles.



Las 3 actitudes denotan la habilidad de salir adelante, fomentar el desarrollo personal y profesional además de generar entornos amables, sostenibles, generosos, con grandes dosis de empoderamiento y más saludables.


“La actitud no lo es todo..., pero LO ES CASI TODO.”

76 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo